Sylvester Stallone se une a la lista de actores acusados de agresión sexual en Hollywood. Según ha relevado The Daily Mail, una adolescente de 16 años acusó al actor y a su guardaespaldas de haber sido intimidada para tener relaciones sexuales en 1986. La agresión se habría realizado en el hotel Las Vegas Hilton.

De acuerdo con un informe policial obtenido por el medio, la joven tuvo relaciones sexuales con Stallone y el guardaespaldas Michael ‘Mike’ De Luca quiso unirse, algo que fue “muy incómodo” para la mujer. Sin embargo, sintió que no tenía opción de negarse y De Luca la obligó a practicar sexo oral antes de penetrarla.

Después del incidente, el protagonista de la saga de Rocky la amenazó para que no contara lo ocurrido. En ese momento, no se presentaron cargos contra los agresores porque la víctima se sentía humillada y avergonzada, además de asustada, según el informe.

Sin embargo, sí se tuvo constancia de la agresión a través un informe que ha sido confirmado por las autoridades de Las Vegas. Un asistente del hotel llamó a la policía porque un cliente necesitaba asesoramiento respecto a una tema. Ese cliente era la víctima de asalto, la cual explicó los detalles del mismo. La joven se hospedaba en el hotel con su familia mientras que Sylvester Stallone se encontraba en la ciudad por el rodaje de la película Over the Top.

La adolescente conoció en el hotel al actor David Mendenhall, quien actuaba con Stallone en el filme y se lo presentó a la joven, quien le pidió un autógrafo. Días después, la víctima volvió a encontrarse con el actor en el pasillo del hotel y fueron hasta la suite, donde también apareció el guardaespaldas.

En el informe policial, la joven de 16 años destacó que si el encuentro sexual solamente hubiera sido con Stallone, no habría llamado a la policía, pero las relaciones con el guardaespaldas fueron el motivo principal para que tomara cartas en el asunto.

La denuncia formal nunca se presentó porque “ella afirma que no había una fuerza física real, pero sí se sintió intimidada”. Después de las relaciones sexuales, fue amenazada por los dos atacantes, quienes le afirmaron que eran hombres casados y que si hablaba tendría que “golpearle la cabeza”.

Stallone ha respondido a estas acusaciones de 1986 a través de su representante, Michelle Bega, quien afirmó que la historia es “ridícula y categóricamente falsa” y que el actor no fue contactado en ningún momento por las autoridades para aclarar el caso.

Esta agresión se une a otros casos relacionados con personalidades de Hollywood como Kevin Spacey, Harvey Weinstein o Louis C.K..