Un Salah de Balón de Oro acerca al Liverpool a la final


Mohamed Salah, del Liverpool, celebra uno de los goles que marcó a la Roma.
EFE


Un nombre como protagonista absoluto: Mohamed Salah. Ya en la previa se preveía que iba a ser protagonista, pero una vez más ha demostrado que las expectativas se quedan cortas. Ante la Roma dio un recital, y su candidatura al Balón de Oro, si se mantiene a este ritmo, está más que clara.

Y eso que el partido empezó muy dubitativo para los de Klopp y acabó de igual manera. Oxlade-Chamberlain intentó frenar a Kolarov por la banda, con tan mala suerte que el más perjudicado fue el propio internacional inglés, que se dobló la rodilla y tuvo que pedir el cambio con notables gestos de dolor. Salió Wijnaldum, mientras por la banda se iba en camilla el inglés, cuya participación en el Mundial de Rusia ya queda en el aire.

El propio Kolarov aprovechó el shock del Liverpool y gozó de una una enorme oportunidad, cuando lanzó un obús al larguero que sorprendió a un Karius que manoteó lo justo para rozar la bola que se estrelló con el travesaño. Fueron los mejores minutos de los italianos, mientras los de Klopp no gozaban ni de balón ni de ocasiones.

Sin embargo, el tridente del Liverpool apareció: Firmino llegó al apoyo para montar una contra, pasó a Mané mientras Salah le acompañaba en la carrera. El disparo del senegalés despertó las virtudes de los ‘Red’, encadenó una nueva ocasión y empezó el asedio local: Salah disparó un gran balón que Allisson mandó a córner, que acabó en nada. Los momentos más críticos en Anfield para los romanos llegaron a la media hora.

Con el viento a favor, un Firmino por fin despierto y la aparición de los laterales despertó a la bestia. Mané mandó un balón a la red, gol anulado por fuera de juego, pero demostró que podía golear a poco que les apretasen. El primer ladrillo de la victoria lo puso, quién si no, Mohamed Salah. El egipcio marcó su noveno gol en la Champions con un zurdazo impecable en la esquina del área grande, directo a la escuadra, para alegría de Anfield y de un Jurgen Klopp que pidió más apoyo a la grada.

Aún quedaba más. Rondaba el reloj el minuto 45, cuando Salah cogió un balón en el centro del campo, dio tres zancadas y ante la salida de Allisson la picó lo justo para marcarle el segundo a su ex equipo. Anfield, y el mundo entero, se volvía loco ante un jugador que está en su mejor momento. Cinco partidos marcando en la Champions, algo que sólo había logrado una leyenda como Steven Gerrard antes con la camiseta del Liverpool.

En la segunda mitad, más Salah. Esta vez no apareció como goleador, sino como pasador: el egipcio recibió un gran balón medido a la frontal del área, corrió hasta el final del campo para ceder a Mané, que puso el tercer tanto en el marcador. El egipcio, que había pedido perdón por los dos tantos anteriores, sí celebró el de su compañero.

Y ya que se había vestido de asistente, decidió volver a aparecer para ponerle un balón perfecto a Firmino, que puso el cuarto tanto en el marcador. La exhibición de Mohamed Salah en la ida de semifinales de Champions League 2018 ya está en la historia de la competición. Para mayor dolor para la Roma, el brasileño marcó su segundo tanto del partido, quinto del encuentro, al recibir un buen balón de córner botado por Milner. A cuarto de hora para el final, Klopp permitió que su estrella Salah recibiese la merecida ovación de la grada.

A diez minutos para el final, despertó la Roma. Edin Dzeko recibió un gran balón en la frontal del área de Nainggolan, la defensa inglesa se quedó estática y el ariete bosnio lo aprovechó y marcó el 5-1. Al momento, Milner paró un disparo en el área con la mano, con lo que Perotti, con un gran disparo a la escuadra, puso el 5-2 de penalti. Al final, aunque parezca increíble, el Liverpool acabó pidiendo la hora para que acabase. Esta Champions no es apta para cardíacos.

– Ficha técnica:

5 – Liverpool: Karius; Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Robertson; Henderson, Oxlade-Chamberlain (Wijnaldum, m.17), Milner; Mané, Salah (Ings, m.73) y Firmino (Klavan, m.93).

2 – Roma: Alisson; Manolas, Fazio, Juan Jesús (Perotti, m.66); Florenzi, De Rossi (Gonalons, m.66), Strootman, Kolarov; Ünder (Schick, m.46), Nainggolan; y Dzeko.

Goles: 1-0, m.35: Salah. 2-0, m.45: Salah. 3-0, m.55. 4-0, m.61: Firmino. 5-0, m.68: Firmino. 5-1, m.81: Dzeko. 5-2, m.85: Perotti (p).

Árbitro: Felix Brych (GER). Amonestó a Alexander-Arnold (m.38), Lovren (m.73) y Henderson (m.85), del Liverpool; y a Juan Jesús (m.26) y Fazio (m.88), del Roma.

Incidencias: partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el estadio de Anfield (Liverpool) ante unos 54.000 espectadores.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook