Rescatan a 122 inmigrantes que navegaban a la deriva frente a Libia


Miembros de la tripulación del barco “Seefuchs” de la ONG alemana “Sea-Eye” cerca de la costa libia.
EFE


Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterraneé rescataron este jueves a 122 personas que navegaban a la deriva en un bote de goma frente a las costas de Libia.

La precaria embarcación había salido de las playas de la ciudad de Al Zawara a medianoche, cuando el mar recuperó la calma tras días de fuertes vientos en la zona, explicó uno de los náufragos, de nacionalidad argelina.

“Hemos estado durante más de diez horas en el agua. Gracias a dios estáis aquí, dios o proteja”, explicó un argelino, que se identificó como Amín y dijo haber salido hace más de un mes de su casa.

Además de Argelia, los rescatados proceden de Marruecos, Libia, Egipto, Gambia, Senegal, Guinea Konakry, Camerún, Nigeria, Costa Marfil, Bangladesh, Pakistán, todos ellos tras una larga estancia en manos de traficantes de personas.

Tráfico de seres humanos

En la lancha neumática viajaban, además, 15 mujeres, varias de las cuales tuvieron que ser atendidas a bordo del “Aquarius” por episodios de debilidad extrema y de hipotermia, mientras que un ciudadano libio presentaba dos falanges infestadas y amputadas.

Las playas que se extienden entre Trípoli y la frontera con Túnez se han convertido en los últimos dos años en el bastión principal de las mafias que trafican con seres humanos, pese a la presencia de las patrulleras europeas.

Según datos de esta Organización Internacional de las Migraciones (OIM), organismo vinculado a la ONU, más de 171.635 inmigrantes irregulares lograron cruzar a Europa en 2017, mientras que 3.116 desaparecieron en el mar.

Solo en el primer mes de 2018, otros 6.200 han logrado llegar a las playas y más de 359 han perecido en el intento.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook