La Policía pide más fondos para continuar buscando a Madeleine McCann

[ad_1]

Padres de Madeleine McCann

Kate y Gerry McCann muestran una imagen que recrea el aspecto que tendría su hija Madeleine, durante una rueda de prensa ofrecida en 2012 en Londres.
FERNANDO ARRIZABALAGA / EFE


El Ministerio de Interior del Reino Unido informó este lunes de que está evaluando una petición de la Policía británica para recibir nuevos fondos que les permitan continuar las pesquisas sobre la desaparición en 2007 en Portugal de la niña inglesa Madeleine McCann.

El Gobierno concedió el pasado septiembre una partida adicional de 154.000 libras (172.000 euros) para el grupo que investiga el caso, y ha invertido ya más de 11 millones de libras (12,30 millones de euros) desde que las fuerzas de seguridad británicas comenzaron a colaborar en la búsqueda, en 2011.

Un portavoz de Interior señaló que los recursos que se destinan a la “Operación Grange”, el nombre del operativo que dirige el inspector Andrew Redwood sobre la desaparición de Madeleine, “se analizan de manera regular con cuidadosa consideración antes de otorgar nuevos fondos”.

El equipo británico que busca a Madeleine llegó a contar con 30 efectivos en 2013, aunque desde entonces se ha reducido a “dos o tres agentes”, según informó Scotland Yard en 2016.

Últimos intentos

Hace dos años, la Policía aseguró que cerraría el caso en pocos meses si no llegaba a conclusiones relevantes al seguir la última línea de investigación que mantenían abierta en aquel momento.

En el verano de 2017, las fuerzas de seguridad informaron de que estaban analizando nuevas pistas que podrían proporcionar una respuesta sobre el paradero de la niña desaparecida, aunque no ofrecieron más detalles sobre esas evidencias.

Madeleine McCann desapareció en Praia da Luz el 3 de mayo de 2007, cuando tenía casi cuatro años, mientras dormía con sus hermanos gemelos en el apartamento de un complejo turístico alquilado por sus padres, que se encontraban en un restaurante cercano.

Las autoridades portuguesas cerraron el caso en 2008 ante la falta de pruebas, aunque en los años siguientes cientos de personas de diversos países se pusieron en contacto con la policía para comunicar supuesta nueva información sobre la niña, lo que llevó a la policía británica a iniciar nuevas pesquisas.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

[ad_2]

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook