Kevin Durant aprovechó su estatura para hacer estragos


ÚN.- El primer triunfo de Golden State Warriors 119-106 sobre los Rockets de Houston en el inicio de la final en la Conferencia Oeste de la NBA tuvo un nombre: Kevin Durant. La estrategia del técnico de Golden State, Steve Kerr, estuvo centrada en darle la mayor cantidad de oportunidades a Durant para aprovechar su lanzamiento perimetral contra jugadores a los que supera fácil gracias a sus 2,13 metros.

El jugador más valioso de la pasada final, anotó 37 puntos ante los Rockets. Tuvo el apoyo de Klay Thompson que encestó 28 puntos, Stephen Curry con 18 y André Iguodala 11. El segundo choque se disputa hoy en el tabloncillo de Houston.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook