Gran tormenta de polvo en Marte bloquea al robot Opportunity


En el valle de la Perseverancia, en Marte, una tormenta de polvo sin precedentes cubre la zona en que se encuentra el explorador robótico Opportunity de la Nasa.

Es tal la magnitud del fenómeno que en el lugar parece que fuera de noche.

La tormenta fue detectada el 30 de mayo y ha ido aumentando en intensidad. La última comunicación con el robot se logró el domingo pasado. Un intento el martes no tuvo respuesta alguna.

El equipo que dirige la misión, reveló un comunicado de la agencia espacial, cree que al no entrar la luz solar, las baterías han caído bajo 24 voltios y el robot entró en modo de baja potencia, en el cual todos los subsistemas, salvo el reloj, se apagan.

Este reloj está programado para despertar el computador y así chequear los niveles de potencia. Si determina que las baterías no tienen suficiente carga, vuelve a apagarse.

Los ingenieros creen que es improbable que el explorador tenga durante los próximos días suficiente luz para recargarse.


Esta tormenta ha aumentado su intensidad y ahora cubre 35 millones de kilómetros cuadrados, un cuarto de la superficie marciana.

No solo afecta al robot Opportunity, sino también al Curiosity, que se encuentra en el cráter Gale, donde hace poco reportó la presencia de metano y material orgánico antiguo.

Mientras la comunicación con Opportunity lograda el domingo permitió conocer que tenía suficiente carga en las baterías, el silencio del martes mostró que entró en hibernación.

Las operaciones científicas están suspendidas. Los datos recibidos indicaban que el domingo la temperatura alrededor del vehículo era de -29° Celsius. La tormenta que se desató es más intensa que la que soportó el robot en 2007, cuando se temió que sus baterías se agotaran por completo.

Para los ingenieros es fundamental constatar los niveles de las baterías. Los calentadores que posee son vitales para mantenerlo con vida, pero a la vez exigen gastar energía.

Realizando ciertas funciones también puede disminuir la carga, pero aumenta el calor, que es vital en estos momentos.

Técnicos de la Nasa discutieron ayer el estado del robot y los pasos a seguir durante los próximos días.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook