“El flamenco ni es del Régimen ni es de borrachos”

[ad_1]

Carmen Linares

Carmen Linares, en un momento de la entrevista con 20minutos.
JORGE PARIS


Es la cantaora flamenca por excelencia, Carmen Linares, y quien una vez más lleva nuestro arte más popular al Flamenco Festival en EE UU e Inglaterra desde el 14 de febrero.

¿Cómo reciben en Estados Unidos el flamenco?
Ya tienen una afición, y el flamenco siempre ha sido bien recibido fuera. Es una música muy visceral y de gran calidad. Aunque haya quienes no lo entiendan. Todo el que tenga sensibilidad lo capta, sea de donde sea. No importa el lugar del que procedas, corazoncito tenemos todos.

También hay muchos que aún no entienden de igualdad, por eso lleva el Flamenco Festival el lema de Mujer y creación...
Hay que seguir reivindicando, porque hay mucha gente que no se ha enterado, y mientras haya quien no se haya enterado habrá que seguir. Hay que echarle mucho aún. Me sorprende que en el siglo xxi estemos así en cuestión de igualdad.

Si pudiera cargarse un cliché del flamenco, ¿cuál sería el primero?
El de que es de gente que bebe y de mala vida. El flamenco no es de borrachos. Hay gente borracha que se acerca al flamenco, pero ya eran borrachos antes. Yo no, yo para inspirarme no necesito el whisky. Si me tomo uno antes de salir a escena me caigo al suelo. Sobre todo eso: que el flamenco es de borrachos. Y cuidado.

¿Es la etiqueta que más daño ha hecho?
También el cliché de que el flamenco era del régimen, ¡si es más del pueblo que las olivas y las amapolas!

Y a usted, ¿le pesa la etiqueta de: la gran estrella, y mujer, del cante flamenco?
Me da mucho pudor y vértigo. Aunque llevo 40 años, toda la vida, porque era una niña cuando cantaba en un concurso infantil. Salí de casa con 17 años para ir a Francia. Eso sí: antes había ido a concursos de radio, pero eran más livianos que los de ahora.

¿Los de la tele de ahora son bastante más fuertes?
En la tele el flamenco no existe. No existimos y me parece muy injusto. Está Operación Triunfo, pero ha de haber uno de profesionales del flamenco, del jazz… Que nos dan 10 minutos solo, pues eso, pero no nos los quitéis. Estamos dejados de la mano de Dios, y en una televisión que pagamos todos. Porque los que amamos el flamenco también pagamos impuestos…

¿Qué porvenir le augura al género?
No puedo augurarle un mal porvenir porque es imposible que se pierda. Tiene una fuerza y una calidad que no se pueden perder. ¿Cómo se va a perder, si está en el ADN y es universal?

Aun llevándolo en el ADN, alguna vez le habrá sido especialmente difícil salir a cantar…
Sí, cuando murió mi padre me resultó muy difícil salir al escenario. Y más cuando murió mi madre, porque fue mucho más seguido que cuando mi padre y mi hermana, tuve menos tiempo. Mi mayor miedo era llorar en el escenario. No quería que nadie lo supiera y por eso no dije nada de lo que me pasaba.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

[ad_2]

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook