Conoce a Vera, el robot inteligente que podría entrevistarte para trabajar en empresas como Pepsi, Ikea o L’Oréal


Vera, un robot que recluta personal

Usa tecnología de inteligencia artificial para clasificara los candidatos para los puestos vacantes en las empresas.
STAFORY


Una startup rusa ha creado un robot de aspecto realista para entrevistar a los candidatos que se presenten a las vacantes dentro de las empresas internacionales de primer nivel.

Responde al nombre de Vera y usa tecnología de inteligencia artificial para clasificar a los candidatos en función de los requisitos del trabajo.

Desarrollado por la empresa Strafory, con sede en San Petersburgo, cuenta ya con más de 300 clientes, incluidos Pepsi, Ikea y L’Oréal, según Bloomberg.

Las compañías están usando principalmente a Vera para reclutar empleados para servicios de alta rotación.

Vera selecciona los curriculums que considera apropiados para el puesto que se oferta y llama a los candidatos para entrevistarles por teléfono o por video chat.

Mediante esta tecnología se puede reducir el coste de los reclutamiento en un tercio, ya que el robot puede entrevistar a cientos de solicitantes al mismo tiempo.

Los fundadores de la empresa dijeron que a menudo malgastaban su valioso tiempo en llamar a candidatos que ya no estaban interesados en el trabajo o con los que no podían ponerse en contacto.

“Nos sentimos como robots, así que pensamos que era mejor automatizar la tarea”, dijo el cofundador de Strafory, Alexander Uraksin.

Strafory equipó a Vera con capacidades avanzadas de reconocimiento de voz que le permiten completar tareas complejas y mantener conversaciones.

Los programadores entrenaron a Vera usando 13.000 millones de ejemplos de lenguaje de televisión, Wikipedia y listados de trabajo. Como resultado, Vera puede entablar una conversación y comprender una variedad de frases.

Recursos humanos en manos de un robot

La firma ahora está enseñando a Vera a reconocer la ira, el placer y la desilusión. Aunque Vera es capaz de manejar situaciones complejas, todavía no puede contratar o despedir oficialmente a ningún empleado.

De momento, los reclutadores humanos supervisan a los candidatos, pero hay quienes no se muestran partidarios de que un robot ocupe el lugar de los departamentos de recursos humanos tradicionales de las empresas.

“Las decisiones finales sobre la contratación están reservadas para los humanos“, dijo Mikhail Chernomordikov.

La medida se produce cuando un número creciente de empleadores recurren a la inteligencia artificial para tomar decisiones de contratación y despido, así como para determinar cómo se sienten las personas con respecto a sus jefes.

Uno de los tipos más populares de software de IA enfocado en el lugar de trabajo se llama Xander y puede determinar si un empleado se siente optimista, confundido o enojado, entre otras cosas.

Xander analiza las respuestas a preguntas abiertas, asignando actitudes u opiniones a los empleados en función del idioma y otros datos.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook