Científicos chilenos descubren un planeta que puede albergar vida 

[ad_1]

SANTIAGO, 15 nov (Xinhua) — Un grupo de científicos descubrió mediante el dispositivo “cazador de planetas” HARPS un cuerpo llamado Ross 128 b, el más cercano que orbina en torno a una estrella enana roja inactiva, un factor que aumenta las probabilidades de que reúna las condiciones para albergar vida, según publicó hoy el European Southern Observatory (ESO) en un comunicado.

    El equipo de científicos hizo el descubrimiento desde el Observatorio La Silla, ubicado en el norte de Chile, como tantos otros asentados en esta zona considerada la de mejores cielos de todo el planeta.

    Este trabajo de investigación se presenta en el artículo científico titulado  “A temperate exo-Earth around a quiet M dwarf at 3.4 parsecs” , por X. Bonfils et al., que aparece en la revista Astronomy & Astrophysics.

    El nuevo mundo es ahora el segundo planeta templado más cercano tras Próxima b y es un blanco perfecto para el telescopio ELT (Extremely Large Telescopio) del ESO, también situado en el norte de Chile.

    Según las observaciones realizadas hasta ahora, el exoplaneta descubierto órbita en torno a la estrella enana roja Ross 128 y debería tener una temperatura similar que podría ser similar a la de la Tierra.

    Las estrellas enanas rojas son buenos objetivos para la búsqueda de exoplaneta al ser uno de los tipos de estrellas más frías y débiles del universo.

    Parece que Ross 128 b es una estrella tranquila, de manera que sus planetas podrían ser la morada conocida más cercana para albergar vida, según el ESO.

    Sin embargo, el descubrimiento es relativo: actualmente está a once años luz de nuestro planeta, pero se mueve hacia él y se espera que se convierta en “la vecina estelar más cercana en tan solo 79.000 años, un parpadeo en términos cósmicos”.

    Los científicos involucrados en este descubrimiento, liderados por Xavier Bonfils del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (Francia), señalan que Ross 128 b parece ser un planeta templado.

    Pero según el ESO, sigue existiendo incertidumbre en cuanto a si el planeta se encuentra dentro, fuera o en el umbral de la zona habitable, donde puede existir agua líquida en la superficie de un planeta, algo necesario para la vida humana.

    Este hallazgo confirma el liderazgo de Chile en el ámbito de la astronomía debido a los ya mencionados cielos del norte, concretamente los del desierto de Atacama.

    “Las nuevas instalaciones de ESO tendrán un papel fundamental para pensar los planetas de masa parecida a la de la Tierra favorables para su caracterización gracias a HARPS y para poder después observarlos con el ELT”, explicó Bonfils. 


[ad_2]

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook