Al menos 15 palestinos muertos por disparos del Ejército israelí en la frontera con Gaza


Al menos 15 palestinos han muerto y cerca de 2.000 han resultado heridos en los graves incidentes y enfrentamientos que se han vivido en la frontera entre Gaza e Israel este vienes, en la protesta denominada Gran Marcha del Retorno, convocada por Hamás con motivo de la conmemoración del Día de la Tierra.

Unas 17.000 personas se acercaron a la divisoria en seis puntos de la franja, ante lo cual el Ejército israelí respondió con gases lacrimógenos y otros medios de dispersión, así como munición real contra los que se aproximaron a la verja más de lo permitido, superando el límite de seguridad de 700 metros de distancia que habían programado los organizadores.

El Ejército israelí defiende que atacó tres posiciones de Hamás, con tanques y aviones, después de que dos palestinos disparasen contra los soldados en la valla de seguridad. Los dos atacantes estarían entre los muertos. “Se acercaron a la valla de seguridad y dispararon contra tropas del Ejército”, dice un portavoz del ejército. “Se respondío al protocolo militar, tanto contra los terroristas como contra tres posiciones cercanas de Hamás”.

El comunicado del Ejército señaló que “este grave incidente prueba que las organizaciones terroristas de la franja de Gaza utilizan estas manifestaciones violentas para camuflar ataques terroristas”. No se han reportado víctimas ni daños del lado israelí, según las fuentes israelíes.

“No participéis en la provocación”

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ha afirmado que los palestinos que se acerquen a la valla de separación “ponen en peligro su vida”, antes de acusar a Hamás de “arriesgar la vida” de los gazacíes. “Os aconsejo que continuéis con vuestra vida y no participéis en la provocación“, ha agregado Lieberman, en un mensaje publicado en árabe en su cuenta en la red social Twitter.

El líder del brazo político de Hamás, Ismail Haniye, ha resaltado que “la marcha demuestra que no hay alternativa para Palestina y para el derecho al retorno”. “No nos rendiremos y no regatearemos con la entidad sionista –en referencia a Israel– ni un pequeño trozo del territorio de Palestina”, ha manifestado, antes de rechazar cualquier propuesta de acuerdo que pueda presentar el Gobierno de Estados Unidos.

Uno de ellos murió en el este de Yabalia (norte de Gaza) de un disparo en el abdomen, otros dos perdieron la vida al este de Rafah (sur de Gaza) por disparos en la cabeza, mientras el cuarto, de 16 años, pereció también de disparos en el norte del territorio a primera hora de la tarde.

Según señalaron los testigos, varios jóvenes palestinos lanzaron piedras contra los soldados israelíes, que dispararon gases lacrimógenos para dispersar a los miles de hombres, mujeres y niños que acudieron a seis puntos de la divisoria ondeando banderas palestinas en respuesta al llamamiento del movimiento Hamás para una participación masiva en las marchas de hoy.

El evento de protesta coincide Día de la Tierra, en que los palestinos recuerdan la muerte de seis árabes israelíes en Galilea, en el norte de Israel, en 1976 en protestas contra la confiscación de tierras.

El movimiento islamista Hamás ha instado a la población de Gaza a mantener la protesta con una sentada en tiendas de campaña hasta el próximo 15 de mayo, día de la Nakba (Catástrofe) en que los palestinos recuerdan su desposesión y exilio que supuso para ellos la creación de Israel en 1948.

El Ejército israelí señaló en un comunicado que “17.00 palestinos se manifiestan violentamente en cinco localidades diferente de la Franja de Gaza. Los manifestantes ruedan neumáticos en llamas, y lanzan bombas incendiarias y piedras a la valla de seguridad”, mientras que las tropas del Ejército “responden con medios de dispersión y disparando contra los principales instigadores”.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook